Otra vez septiembre… un buen momento para iniciar proyectos

Y a continuación de leer el título de este artículo, ¿qué has pensado? Elige una de las dos opciones:

a) ¡Bien!
b) ¡Dios mío, no!

arbol

Septiembre, otro buen momento para iniciar proyectos

Hay determinados momentos a lo largo del año que aprovechamos para poner en práctica los buenos propósitos, para iniciar nuevos planes, para retomar las tareas pendientes que ya no queremos (o no podemos, o no debemos) dejar pasar…

Y septiembre es uno de esos momentos. Tal vez uno de los más importantes después del principio de año. Una nueva etapa. En muchas empresas un nuevo año fiscal. En los colegios un nuevo curso. Y en nuestras vidas una nueva oportunidad de ponernos manos a la obra con esos cambios que, por una u otra razón, hemos decidido realizar en nuestras vidas.

Hay parejas que se separan en septiembre. Muchas. Hartos de posponer la decisión fatal, llegan a septiembre y deciden que ya no pueden esperar más. Unos saturados por las muchas horas de convivencia pasadas juntos en el período vacacional; otros porque gracias a esos momentos de compartir en familia se dan cuenta de todo lo que no tienen durante el año.

Pero en septiembre también volvemos a la rutina. Esa tan deseada rutina de quienes quieren una vida tranquila sin sobresaltos y sin demasiadas novedades. Pero que a otros les llena de desidia y aburrimiento por lo repetitivo.

A tí te toca decidir cómo va a ser tu mes de septiembre, tu nuevo curso. Puedes decidir que es el mes ideal para esos cambios que tienes pendientes y que te van a ocurrir más cosas buenas que malas… (entonces habrás seleccionado la opción a) ¡bien!.)

O puedes elegir aburrirte por la rutina que otra vez acecha en tu vida, y echar de menos los largos días de sol (entonces es posible que hayas seleccionado la opción b) ¡Dios mío, no!.)

Como casi siempre, en tus manos está elegir cómo quieres vivir: añorando lo que ya ha pasado o esperando con optimismo lo que está por llegar. La felicidad se encuentra también en las pequeñas decisiones de cada día.

Deja un comentario